FOTOGRAFÍA ABSTRACTA

¿Qué es la abstracción? Es el acto y el resultado de abstraer, del latín abstrahĕre: extraer, resumir lo más sustancial. Abstraer una forma es descubrir la parte esencial de ella. Reducir sus formas para quedarnos con lo esencial. Abstraer es extraer la forma. Crear una imagen no reconocible. Prescindir de lo figurativo.

Para alcanzar resultados abstractos a través de la fotografía podemos utilizar diferentes recursos. Estos nos ayudarán a crear nuevas imágenes, que han sido imperceptibles para el ojo humano. La observación del entorno, será el punto de partida para abordar esta cuestión abstracta.

Los alumnos de 2º ESO han realizado fotografías abstractas en sus casas, durante este periodo de confinamiento, con el material que tenían a su alcance y utilizando como recursos el zoom, el encuadre, el enfoque y el movimiento. Aquí podemos ver una muestra de algunos trabajos.

 

LA PUERTA DE LOS PÁJAROS. RESEÑA LITERARIA

La puerta de los pájaros de Gustavo Martín Garzo nos cuenta la historia fantástica de unos seres míticos. Este relato nos hace volver a nuestra infancia y a los recuerdos que de ella tenemos. Esta puerta nos lleva al mundo de la imaginación.

La puerta de los pájaros existe, está en Comillas (Cantabria). Allí es más bien conocida como La puerta del Moro y fue diseñada por Gaudí.

Según cuenta la leyenda, Gaudí iba paseando por la playa y observando el vuelo de las gaviotas, dibujó en la arena una puerta. Más tarde la construyó en una finca de Comillas.

Irene T.
2º ESO

LES MÉDIAS ET LA CENSURE, POUR OU CONTRE?

De nos jours et avec la crise du COVID-19, les médias souffrent une censure dans beaucoup de pays. Des articles supprimés et la désinformation sont utilisées comme prétexte pour censurer la liberté d’expression de la presse.

Dans ce débat virtuel, nous parlerons sur ce sujet, la liberté d’expression dans les moyens de communication. Est-ce qu’il a eu un contrôle des médias pendant cette pandémie?

En définitive, nous pouvons dire que nous sommes contre la censure sur les médias parce qu’elle empêche la liberté d’expression et prive aux citoyens de l’information.

Paola G. et Ana M.
2ºESO

EL LABERINT DEL FAUNE. COMENTARI ORAL DEL LLIBRE.

 

Ofèlia i la seua mare es traslladen a un poblet del nord peninsular per reunir-se amb el padrastre de la jove, un sanguinari capità que persegueix el maquis. Quan hi arriben, una mena de fada condueix Ofèlia fins a un laberint en ruïnes, on trobarà un faune…

De la mà de Luca, ens endinsem en una poderosa història de bellesa i dolor, on s’entrellacen els límits de la fantasia i la realitat, del possible i l’impossible.

Luca Mc.,

2n d’ESO

PESTE NEGRA Y COVID-19

Hospital de apestados, Francisco de Goya, 1808.

A lo largo historia, la humanidad ha combatido diversas enfermedades tanto a nivel mundial (pandemias) como a nivel regional (epidemias). Entre ellas encontramos una de las epidemias más letales del mundo llamada peste negra, que tuvo lugar en el siglo XIV. Además, en la actualidad estamos combatiendo con una nueva pandemia de la enfermedad COVID-19 que se originó en diciembre de 2019. A continuación, se dará información sobre las dos enfermedades y como afectaron y están afectando a la sociedad y se contrastaran sus características.

La peste negra fue una enfermedad originada en 1348 que sembró la muerte y la destrucción en Europa al propagarse por todo el continente. La terrible plaga se originó en Asia pero se expandió por Europa con mucha velocidad debido a las pésimas condiciones higiénicas, la mala alimentación y los pocos conocimientos médicos de la población. La enfermedad era causada por una bacteria llamada Yersinia Pestis que afectaba a las ratas negras y otros roedores y se trasmitía a través de las pulgas que vivían en esos animales, las cuales infectaban a los humanos con su picadura. En otras palabras, los humanos se contagiaban de la peste negra a través del reino animal. Las principales vías del contagio eran las rutas comerciales internacionales, donde las mercancías llevaban consigo a los roedores portadores de la enfermedad y entonces, había mucho contacto físico y era muy fácil inhalar las gotículas respiratorias infectadas de la peste negra. Cuando una persona contraía la enfermedad, podía ser de tres tipos: bubónica (la más leve de todas), septicémica (en la cual el contagio pasaba a través de la sangre) o neumónica (cuando la peste afectaba al aparato respiratorio). La enfermedad se manifestaba de muchas formas como por ejemplo manchas oscuras en la piel, fiebre, escalofríos, tos o inflamación de ciertas extremidades, y una vez se mostraban estos síntomas había una probabilidad de muerte del 60%. Por esta razón, cuando se produjo el último brote en el siglo XVIII, se comprobó que más de 50 millones de personas perdieron la vida por peste negra.

Por otra parte, la COVID-19 es una enfermedad descubierta por primera vez en 2019 (siglo XXI) cuando se originó en Asia en la ciudad de Wuhan. Tras una infinidad de investigaciones se ha conseguido saber que la enfermedad es causada por el coronavirus pero no se sabe de dónde proviene exactamente. Cuando la COVID-19 estalló en el primer brote, China no pudo contenerlo ya que una persona no muestra síntomas de la enfermedad hasta pasadas unas semanas y era muy complicado aislar a las personas infectadas. De esta forma, el virus se expandió por todo el continente asiático, llegando más tarde a Italia para después extenderse por toda Europa sin control. Dado que ningún país estaba preparado para una pandemia así, el virus se propagó rápidamente dejando unas cifras de 7 millones de contagiados y más de 400.000 muertes en el mundo. La manera que tiene el virus de propagarse es a través de las gotículas respiratorias que expulsamos al hablar, estornudar o toser. Pero al no estar preparados, no había ningún tipo de medida para evitar el contacto físico y así, protegerse de la enfermedad. Cuando una persona se contagia, los síntomas que muestra son, fiebre, tos seca, cansancio, dolores y molestias o dolor de garganta. Pese a todo el esfuerzo realizado y el tiempo transcurrido, la COVID-19 sigue propagándose por Europa y especialmente por el continente americano. Por ello, se están tomando medidas higiénicas como mantener la distancia de seguridad, el uso de mascarillas quirúrgicas o la prohibición de concentraciones masivas y se está investigando una vacuna para combatir el coronavirus.

Contrastando estas dos enfermedades históricas, es necesario decir que la epidemia de la peste negra fue más mortífera que lo que está siendo la del COVID-19, ya que la tasa de mortalidad del coronavirus es solo de un 4,5% mientras que la de la peste negra era de un 60%. Así mismo, la COVID-19 tiene una tasa de recuperación muy alta ya que un 80% de los contagiados se recuperan perfectamente de la enfermedad, mientras que la peste negra dejaba sin vida a la mayoría de las personas infectadas. Esto se debe a que en aquella época había muy pocos recursos médicos y las condiciones higiénicas eran muy malas comparadas a las actuales. Por tanto, era muy complicado tratar a los contagiados con éxito y conseguir que sobrevivieran. Por otra parte, estas dos enfermedades son causadas por distintos microorganismos ya que la peste negra la provoca una bacteria y la COVID-19 es causada por el coronavirus. Además, la epidemia del siglo XIV se expandió por las pésimas condiciones higiénicas y en cambio la del COVID-19 se ha extendido por el movimiento turístico y comercial de personas, ya que en la actualidad es muy fácil desplazarse a larga distancia, y esto ha provocado que el virus se propague de una punta del mundo a la otra con mucha facilidad.

Para concluir, se puede decir que durante la historia la especie humana ha sufrido varias epidemias y pandemias, de las cuales algunas han sido erradicadas pero otras no. Respecto a lo anterior, cabe destacar que, aunque el último brote de peste negra se produjo hace más de tres siglos, en la actualidad sigue habiendo casos en países en vías de desarrollo como África que por sus pocos recursos no pueden curar a los contagiados, aunque ya haya muchos tratamientos contra la peste. Para finalizar, como la pandemia del coronavirus sigue activa, no se sabe cómo se desarrollará o si habrá nuevos brotes en un futuro, pero al menos estaremos más preparados y tendremos más información sobre esta enfermedad que está sembrando el pánico por todo el mundo.

Irene T.

2º ESO

ESTAMPACIÓN. DISEÑO DE BOLSAS

Los alumnos de 2º de ESO han trabajado sobre la propuesta de diseño de bolsas con la técnica de la estampación.

Para realizarla han utilizado objetos, frutas, verduras, hojas etc., con las que han obtenido diferentes patrones y varios diseños.

Se trata de una técnica en la que se utilizan las originales formas y texturas que encontramos en los objetos o vegetales presentes en nuestra vida cotidiana, impregnándolos en pintura y presionando el objeto sobre la superficie a estampar.

Aquí podemos ver algunas de las originales composiciones realizadas por los alumnos de 2º ESO.

Lucas C.
Irene T.
Ana M.
Lucas C.
Raquel T
Andrés M.

LA PESTE NEGRA Y EL COVID-19

San Rocco golpeado por la peste, Tintoretto.

Actualmente estamos sufriendo una pandemia a nivel mundial, este virus recibe el nombre del COVID-19, también conocido como el coronavirus y comenzó a finales del 2019. Años atrás a mediados del siglo XIV sufrieron una epidemia en Europa muy grave llamada La Peste Negra. Estas dos tienen muchas cosas en común.

En primer lugar, la peste negra de Europa, duró desde el 1347 hasta el 1353, afectando a muchos lugares de Europa, siempre se dijo que fue originada por ratas pero unos estudios recientes confirman que fue causada por otro tipo de roedor, el gerbillo, proveniente de Asia.

Esta epidemia llegó a Europa desde barcos genoveses que llevaron la pandemia hasta el Mediterráneo, convirtiendo Mesina (Sicilia) en el primer lugar infectado; seguidamente África, Italia, España y Francia en el 1348; Países Bajos, Austria, Suiza, Alemania y Hungría en el 1349 y por último llegó a Escocia, Escandinavia y los Países Bálticos en el 1350.

Los síntomas más comunes que presentaba la peste negra eran: tos, falta de aliento, nauseas, vómitos, fiebre alta, debilidad, dolor de cabeza, presión en el pecho…

Cuando ésta finalizó trajo consigo muchas consecuencias. Empezando por las económicas hubo de poca duración y de larga duración. En cuanto a las de poca duración: se cesaron guerras y hubo una gran caída del comercio. Y con respecto a las de larga duración, todas éstas fueron muy graves: la muerte de muchos trabajadores, reducciones drásticas de la Tierra cultivada lo que llevó a la ruina de los dueños de las tierras y las fincas…

Seguidamente también hubo consecuencias culturales como las manifestaciones a través de la poesía, escultura y la pintura.

En cuanto a la pandemia del COVID-19, tuvo origen en Wuhan (China) en un mercado mayorista, el día 1 de diciembre de 2019. El 12 de enero de 2020 la OMS (Organización Mundial de la Salud) recibió los procesos de los laboratorios del nuevo virus causante de la enfermedad y lo nombró temporalmente 2019-nCoV.

Aún no se ha confirmado científicamente lo que causó la pandemia, pero varios equipos científicos han descubierto que los pangolines (animales mamíferos) son portadores de virus muy relacionados en cuanto a síntomas y evolución con el coronavirus.

Los síntomas que presenta el COVID-19 son: fiebre, tos seca, cansancio, dificultad a la hora de respirar, dolor en el pecho…

El coronavirus ha tenido y va a tener muchas consecuencias. En primer lugar se han visto afectados diferentes ámbitos como: el comercio, la industria, la hostelería, el turismo, la bolsa, las actividades culturales… Muchas personas han perdido dinero, trabajos… en general las fuentes de ingreso de las personas se han visto afectadas.

Una gran diferencia entre la peste negra y el COVID-19 es que la peste negra únicamente fue declarada epidemia, mientras que el coronavirus ha sido declarado una pandemia mundial. La diferencia entre ambas es que una epidemia ocurre en un periodo corto de tiempo en determinadas épocas del año, y una pandemia afecta a muchos países o a todo el planeta.

En cuanto a los síntomas, ambas tienen muy parecidos, excepto que la peste negra provoca una cantidad muy elevada de náuseas y vómitos.

En conclusión, tanto la peste negra que asoló Europa a mediados del siglo XIV y el COVID-19 (virus actual) son grandes enfermedades que afectaron a mucha gente y que repercutieron de muchas maneras, pero todos los a progresos, seguimientos, investigaciones… no habrían sido posibles sin la ciencia.

Paola G.

2º ESO